El Perdón se Encuentra SÓLO en el Nombre de Jesucristo

Ministerios Antes del Fin

¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Material para la Familia

  • Campo misionero de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • Análisis de la Traducción Nuevo Mundo (TNM)
    de los Testigos de Jehová

     

    El Perdón se Encuentra SÓLO en el Nombre de Jesucristo

    ¿Quién tiene el nombre en el que encontramos perdón? De acuerdo a los Cristianos del primer siglo, la respuesta es simple:

    No se apareció a todo el pueblo, sino a nosotros, a quienes Dios había escogido de antemano como testigos. Nosotros comimos y bebimos con él después que resucitó. Y él nos envió a anunciarle al pueblo que Dios lo ha puesto como Juez de los vivos y de los muertos. Todos los profetas habían hablado ya de Jesús, y habían dicho que quienes creen en él reciben por medio de él el perdón de los pecados. (Hechos 10:41-43).

    Claramente, Jesucristo es el que tiene el nombre en el que encontramos el perdón. Se nos dice que creamos en él. Después que Cornelio escuchó esa verdad eterna, al instante se volvió Cristiano. ¡Qué importante verdad clave es ésta para salvación, pero eso no es lo que la SA enseña! OBSERVE: Jehová NO es el nombre en el que hallamos perdón, como usted puede estar creyendo. Considere además las siguientes dos Escrituras: y les dijo: Está escrito que el Mesías tenía que morir, y resucitar al tercer día. En su nombre, y comenzando desde Jerusalén, hay que anunciar a todas las naciones que se vuelvan a Dios, para que sus pecados les sean perdonados.(Lucas 24:46,47, VPDHH). Así pues, hermanos, ustedes deben saber que el perdón de los pecados se les anuncia por medio de Jesús. Por medio de él, todos los que creen quedan perdonados de todo aquello que bajo la ley de Moisés no tenía perdón (Hechos 13:38,39, VPDHH).

    Invoque a JESUCRISTO Como Los Primeros Cristianos

    En apoyo a Juan 14:14 está Hechos 9:14-21 (VPDHH):

    Y ahora ha venido aquí, con autorización de los jefes de los sacerdotes, a llevarse presos a todos los que invocan tu nombre." Pero el Señor le dijo: "Ve, porque he escogido a ese para que hable de mí a la gente de otras naciones, y a sus reyes, y también a los israelitas. Yo le mostraré lo mucho que tiene que sufrir por mi causa." Ananías fue a la casa donde estaba Saulo. Al entrar, puso sus manos sobre él, y le dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, el que se te apareció en el camino por donde venías, me ha mandado para que recobres la vista y quedes lleno del Espíritu Santo. Al momento cayeron de los ojos de Saulo una especie de escamas, y recobró la vista. Entonces se levantó y fue bautizado. Después comió y recobró las fuerzas, y se quedó algunos días con los creyentes que vivían en Damasco. Luego Saulo comenzó a proclamar en las sinagogas que Jesús es el Hijo de Dios. Todos los que lo oían se quedaban asombrados, y decían: ¿No es éste el que andaba persiguiendo en Jerusalén a los que invocan el nombre de Jesús? ¿No es el mismo que también vino aquí para arrestarlos y entregarlos a los jefes de los sacerdotes?

    Saulo de Tarso persiguió Cristianos, tanto hombres como mujeres, los que aparecen descritos en el pasaje anterior como aquellos que invocaban su nombre [el de Jesucristo o Señor Jesús]. La misma verdad acerca de los primeros Cristianos orándole a Jesús aparece en otros lugares en la Escritura: (Rom. 10:12) No hay diferencia entre los judíos y los no judíos; pues el mismo Señor es Señor de todos, y da con abundancia a todos los que le invocan.

    (Rom. 10:14) Pero ¿cómo van a invocarlo, si no han creído en él? ¿Y cómo van a creer en él, si no han oído hablar de él? ¿Y cómo van a oír, si no hay quien les anuncie el mensaje? (1 Cor. 1:2) escribo esta carta a los hermanos de la iglesia de Dios que están en la ciudad de Corinto, los que en Cristo Jesús han sido consagrados a Dios y llamados a formar parte de su pueblo, junto con todos los que en todas partes invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor nuestro y de ellos.

    (2 Tim. 2:22) Huye, pues, de las pasiones de la juventud, y vive con rectitud, fe, amor y paz, junto con todos los que de limpio corazón invocan al Señor.

    Rom. 10:13, que aparece inmediatamente antes y después de dos Escrituras que se refieren al Señor Jesús, aparece falazmente interpretada en la TNM como:

    Porque "todo el que invoque el nombre de Jehová será salvo."

    Aún más, una nota al calce en la TNM erróneamente conecta el Señor de 2 Tim. 2:22 con Jehová. Por consiguiente, debe ser obvio que la TNM está fatalmente equivocada y distorsiona hasta el punto que puede poner en peligro la salvación de las personas. Amigo, invoque a Jesús para salvación. Crea en él [Jesús] para su salvación. Esto era parte del mensaje de los primeros Cristianos, quienes también reconocieron a Jesús como el Apóstol Tomás hizo cuando se refirió a él cuando le tuvo de frente: "Mi Señor y mi Dios" (Juan 20:28).

    Artículos Relacionados
    Regrese a la página de los Testigos de Jehová
    Regrese a la página de Religiones y Sectas religiosas



    [Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Enlace o intercambie banners con nosotros
    | Preguntas a los Evolucionistas | Testimonios |
    Niños | Prédicas y Estudios del Doctor Ureña | Enlaces]